• Resistencia,

  • POLITICA

    Precio de los combustibles: la mano invisible golpea al gobierno

    El ministro Juan José Aranguren negocia con las petroleras una "atenuación" en nuevos aumentos.

    Tras una nueva suba en el precio del petróleo y con indicios de que el tipo de cambio todavía no logra estabilizarse, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, convocó ayer a las principales petroleras en busca de un acuerdo para que se atenúe el traslado a los combustibles, pero por el momento no hubo resultados.

    Durante el día circularon numerosas versiones: la primera es que los precios al público subirían esta misma semana entre un 6% y un 8%, la segunda que el Gobierno busca un desdoblamiento en dos o tres meses del aumento que correspondería aplicar ahora por el valor del crudo y del dólar, hasta la posibilidad de un diferimiento de impuestos para frenar la suba y por último, que se aplicaría un congelamiento por 60 días.

    En principio, en las petroleras desestimaron que el Gobierno vaya a aplicar un congelamiento a siete meses de haber puesto en vigencia la liberación del mercado de los combustibles, y opinaron que una eventual marcha atrás tendría peores consecuencias desde el punto de vista de los mercados y de las calificaciones de la situación argentina. No obstante, el Gobierno está pidiendo un gesto de buena voluntad, sin medida oficial, para que no produzcan subas por 60 días.

    Esto no podría compensarse por la vía de los impuestos a los combustibles, considerando el malestar político que generó en gobernadores e intendentes el anuncio de que se recortará obras públicas por $30.000 millones.

    Las refinadoras, en tanto, podrían aceptar algún desdoblamiento de la suba para atenuar el impacto sobre los índices de mayo y sobre los demás precios de la economía.

    La discusión sería sobre cómo se repartiría la suba, sobre todo considerando que las perspectivas sobre la cotización internacional del crudo por ahora son desalentadoras, y porque tampoco hay certeza todavía sobre el nivel en qué quedará el tipo de cambio.

    El precio del petróleo volvió a subir ayer: el Brent de referencia en la Argentina subió un 1,74% y cerró en u$s76,17, aunque durante la jornada llegó a haber operaciones a u$s76,34. Para los analistas internacionales, la tendencia al alza va a persistir por el temor de los inversores a las consecuencias que tendría la decisión de EE.UU. de restablecer las sanciones a Irán, lo que sacaría del mercado al petróleo de ese país.

    De esta forma, el valor del crudo terminó ayer un 11,3% más alto que al cierre del 4 de abril, un día antes de que se dispusiera el último aumento en los combustibles. Entre las mismas fechas, el tipo de cambio se encareció un 9%, lo que significa que el precio del petróleo en pesos se encareció más de un 22%, lo que debería reflejarse en un aumento de 9 a 11% en los surtidores locales.

    Sobre la tendencia del precio del petróleo, un analista citado por la agencia EFE dijo que el impacto de la decisión de Donald Trump de restablecer sanciones a Irán, "dependerá de los términos de la retirada: una restauración gradual de las sanciones estadounidenses probablemente permitiría a las refinerías extranjeras reducir lentamente sus importaciones iraníes". Lo que significa que el precio puede dar un salto o ir adecuándose hacia arriba más lentamente como ahora.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com