• Resistencia,

  • NACIONALES

    Venta de autos: la peor caída interanual desde el 2002

    La baja ronda el 45%.

    El derrumbe de las ventas de autos de los últimos meses no encuentra piso. Noviembre está mostrando datos muy malos, tal como adelantó ayer Ámbito Financiero, con la mayor caída interanual desde la crisis de 2002. La baja ronda el 45%. Este final negro de 2018 está condicionando ya los números de 2019. Las estimaciones que se realizan en el sector proyectan un mercado de 700.000, con una visión muy optimista, o de 600.000, tomando el volumen actual de operaciones. Si se tiene en cuenta el valor intermedio entre ambos pronósticos -650.000 0 km- se podría hacer otra comparación con el pasado que muestra que la Argentina, en materia automotriz, está estancada ya que no tiene un crecimiento real. Eso sí sucedió, por ejemplo, en 2013 con 950.000 vehículos o en 2017 con 900.000.

    En los años del Gobierno de Carlos Menem se alcanzó un pico de ventas de 508.000 unidades, en 1994. Si bien esa cifra es menor en relación con el volumen esperado para el año próximo, en realidad se podría decir que es un crecimiento relativo, ya que el incremento se producirá únicamente por un aumento poblacional. Las 650.000 unidades del año próximo no significa que se vendan más 0 km por habi-

    tante respecto de las 508.000 del 94. Simplemente hay más habitantes.

    Menemismo

    A mediados de la década menemista, la Argentina tenía una población de 34 millones de habitantes, mientras que en la actualidad ronda los 45 millones. Un simple cálculo muestra que el volumen de ventas de aquella época, representará en 2019 -con el ajuste poblacional- unas 670.000 unidades.

    El récord del 94 es importante porque fue un momento de gran recuperación económica después de la hiperinflación que terminó con el Gobierno del Raúl Alfonsín. Para tomar medida de ese dato hay que tener en cuenta que sólo en seis años, teniendo en cuenta el aumento de la población, se vendieron más 0 km por habitante que en aquel momento de esplendor de la gestión menemista. Fue en 2011, 2012, 2013, 2016, 2017 y, también, cuando finalice el año actual.

    El primer dato negativo que surge es que la Argentina no logró mejorar, en estos 25 años la relación, la cantidad de autos vendidos por habitantes. Es decir, que las ventas "no crecieron" por una mejora económica sino que acompañaron el ritmo demográfico. El otro dato preocupante es que, en el 94, el negocio se repartía entre seis empresas, tres de camiones (Scania, Iveco y Mercedes-Benz) y otras tres de autos (Autolatina con Ford y Volkswagen, Sevel con Fiat y Peugeot y Ciadea con Renault). Hoy son doce. Ford, Volkswagen, Fiat y Peugeot se radicaron de manera independiente y se sumaron Toyota, Honda, General Motors, y Nissan. Es cierto que, a diferencia de los 90, ahora exportan pero en el mercado interno son más jugadores para repartirse un negocio que no creció.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com