• Resistencia,

  • LOCALES

    Las denuncias por acoso sexual y maltrato jaquean a La Cámpora

    Una exmilitante, Marisol De Ambrosio, relató que "si hablabas de esto eras funcional a la derecha".

    El "efecto Thelma" amenaza a las tradicionales estructuras de "poder fáctico" que impera en la mayoría de las organizaciones civiles, políticas y empresarias y comienza a tener frutos en la visibilización de hechos a través de denuncias de las víctimas.


    El senador bonaerense de La Cámpora, Jorge Romero, renunció a su banca luego de la denuncia en su contra que hiciera la militante Stephanie Calo, y ahora se conoció una declaración pública de Marisol De Ambrosio quien acusó a Juan Cabandié por "acosarla verbalmente" en un campamento en Cañuelas.

    De acuerdo con lo publicado en Infobae, Calo dijo que tanto ella como otras militantes, que eran víctimas de violencia de género, no podían hablar porque "no convenía contar los abusos en las filas kirchneristas". "No queríamos que nos acusaran de traidoras del Proyecto Nacional" y afirmó que "Si nombramos a Juan Cabandié como uno de los más famosos acosadores de La Cámpora (conmigo lo hizo verbalmente y delante de todos en un campamento en Cañuelas), o a personajes menores como Julián Eyzaguirre (ya denunciado por violencia de género), nos condenan a la esquina donde yacen los "funcionales a la derecha".

    Al describir a La Cámpora Marisol sostuvo que "es una estructura de poder machista" y que ella es tan solo "una de las tantas mujeres que compartió (una de sus) historias de abusos". "Milité en La Cámpora durante poco más de un año (un poquito antes de que falleciese Néstor Kirchner, un poquito después del triunfo de Cristina Kirchner) y me fui sola, abusada, humillada" detalló.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com