• Resistencia,

  • ECONOMIA

    El FMI pide más ajuste: más IVA, menos subsidios y revisión del monotributo

    Junto con el gobierno coincide en que reducir la inflación será "un proceso prolongado".

    El FMI en su tercera revisión, si bien avala lo hecho hasta el momento por el Gobierno, no deja de advertir (cubriéndose de paso) el riesgo en el pago de la deuda, cuestiona el sistema tributario, y pide más apertura comercial, entre otros aspectos.

    Incluso critica a las autoridades por dotar de pocos recursos a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. Otro dato interesante es el cuestionamiento al monotributo.

    El FMI insiste en la necesidad de una reforma tributaria donde los ciudadanos paguen más ganancias.

    A continuación, algunos datos que surgen del documento de la tercera revisión del acuerdo Stand By:

    Recomienda medidas de contingencia en caso de que se produzcan faltantes en los ingresos fiscales. Las autoridades argentinas señalaron como la única posibilidad la reducción los gastos de capital –obra pública– (dado el año electoral). No obstante, el FMI propone otras medidas: mayores reducciones en los subsidios económicos (tarifas); la eliminación de exenciones impositivas; el aumento del IVA diferencial para determinados productos y el avance en el control de la evasión impositiva.

    El documento señala que la evasión impositiva en el IVA llega al 33% -una de las más altas de la región- equivalente a 3,7% del PIB. Reducir en un tercio esta brecha en 5 años llevaría a que Argentina se ubique en niveles comparables con otros países de América Latina con el beneficio de un aumento de 1,2% del PBI en los ingresos.

    Critica el “abuso” en el sistema del Monotributo. Cerca de 3,5 millones de contribuyentes se encuentran bajo este sistema. Sostiene que el monotributo originalmente diseñado para incorporar a trabajadores informales al sistema impositivo a lo largo del tiempo incentivó a los contribuyentes a registrarse bajo este régimen simplificado creando inequidades.

    Tanto el FMI como el gobierno argentino coinciden en que “reducir la inflación será un proceso prolongado”. La reciente suba de los precios fue determinada por la combinación de varios factores que incluyen la suba de las tarifas, aumentos por encima de lo esperado en los salarios y la reconstrucción de los márgenes en los sectores fabricantes y en el comercio. Al respecto, se anticipa que los aumentos de tarifas y la recomposición de los márgenes de utilidad de las empresas, mantengan las presiones inflacionarias “durante algunos meses”.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com