• Resistencia,

  • LOCALES

    Ante la incertidumbre, Chaco posterga la toma de nueva deuda pública

    El ministro de Hacienda de Chaco, Cristian Ocampo, indicó que "por ahora" pone freno a una colocación de $ 4.200 millones en el plano local, a la espera de que amaine la volatilidad en los mercados.

    "Seguiremos con los trámites de rigor, pero esperaremos; sabemos que la actual no será la tasa de equilibrio, sino que se ubicará en torno al 27,25%, como estaba hace dos semanas, antes de la corrida cambiaria hacia el dólar", dijo.

    Ocampo hizo referencia así a la decisión del viernes del Banco Central de elevar a 40% anual la tasa de política monetaria para -argumentó la entidad- "estabilizar el mercado" ante "la dinámica adquirida por el mercado cambiario, en la que el peso se depreció respecto del resto de las monedas de países emergentes". "Fue una medida de shock para evitar el movimiento del dólar", dijo Ocampo, en declaraciones a Radio Universidad.

    En rigor, la máxima cautela en materia de colocaciones excede las fronteras chaqueñas y se contagió a otros distritos que también tienen emisiones en la gatera.

    "Es imposible convalidar tasas por encima del 33%: están por encima de los topes de Finanzas", enfatizó un ministro de Economía provincial.

    Por caso, en las últimas horas el Ejecutivo del peronista entrerriano Gustavo Bordet freezó la colocación de Títulos de la Deuda Pública ER 2018 en el mercado local por hasta $3.500 millones, a la espera de que se aplaquen los cimbronazos cambiarios.

    Por su parte, desde despachos del Gobierno del peronista cordobés Juan Schiareti aseguraron ayer a Ámbito Financiero que "se está monitoreando para detectar el momento oportuno" para colocar un bono local, con el objetivo de mantener el plan de obras. Unión por Córdoba oficializó a principios de abril su pretensión de emitir deuda en el mercado local y/o internacional por hasta u$s500 millones, a 10 años, para financiar infraestructura.

    "Esperaremos un mejor momento", coincidieron desde la gestión del mendocino radical Alfredo Cornejo, que a mediados de abril planeaba una colocación de entre $1.000 millones y $4 mil millones.

    "Cuando salimos al mercado lo hacemos para financiar obras y, al no tener urgencias financieras, podemos elegir el momento y las condiciones", dijeron, asimismo, desde filas del socialista santafesino Miguel Lifschitz a este diario, respecto del impulso de un endeudamiento por u$s500 millones para infraestructura.

    "El mes pasado se colocó la mitad de lo que se precisaba para todo el año y no hay apuro", afirmaron, en tanto, desde despachos de María Eugenia Vidal.

    Con ese telón de fondo, el chaqueño Ocampo -también presidente de la Comisión Federal de Impuestos- enfatizó que, "bajo estas circunstancias, es imperioso analizar a diario la evolución de las variables macro".

    Por de pronto, y en paralelo, las provincias que tienen parte de su deuda en dólares ya se topan con el desafío de enfrentar vencimientos más pesados por la escalada de la moneda estadounidense.

    Por caso, según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública, el distrito que gobierna Schiaretti tendrá vencimientos este año que se encarecerán en $353 millones, frente "al elevado porcentaje de deuda pública nominada en moneda extranjera".

    Ese presente se ve en otros distritos que comparten esa condición. "La provincia tiene 56% de su deuda en dólares y ahora necesita más pesos para pagar", advirtió la exministra de Economía del peronista Daniel Scioli, Silvina Batakis, respecto del estado que comanda la macrista Vidal.

    Según la consultora Economía & Regiones, en 2017 el 45% de las emisiones provinciales de deuda fue en dólares. "Al aparecer una mayor demanda de títulos públicos en pesos a mayor plazo, algunas provincias realizaron emisiones de relevancia en moneda local, logrando que el endeudamiento provincial durante 2017 haya sido en su mayoría (55%) en pesos", afirmaron.

    Ante el cimbronazo del dólar, en tanto, desde el Gobierno del radical jujeño Gerardo Morales buscaron ayer llevar tranquilidad en materia de cumplimiento de compromisos. En esa senda, el ministro de Economía, Carlos Sadir, remarcó que si bien el "bono verde" por u$s210 millones que la provincia colocó en septiembre para financiar parte de un parque solar en la Puna "está tomado en dólares y los pagos tienen que efectuarse en dólares", el contrato con Cammesa "establece el valor del mega en dólares también y a un precio de 60 dólares el megavatio, que es el precio de venta de energía". "Por lo tanto, para el pago del bono también la operación se hará en dólares y a ese valor del mega, y no habrá problemas para cancelar el bono en el 2022", dijo.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com