• Resistencia,

  • INTERNACIONALES

    Candidato de izquierda "fascina" a jóvenes mejicanos

    Andrés Manuel López Obrador lidera las preferencias de voto para las elecciones presidenciales del 1 de julio.

    La fascinación de los jóvenes "millennials" por el favorito para suceder al presidente Enrique Peña Nieto, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, mantiene desconcertado a los analistas políticos.

    Algunos expertos comparan esa actitud con la de los jóvenes hacia el líder político laborista británico Jeremy Corbyn durante la campaña por el Brexit o el senador demócrata estadounidense Bernie Sanders, antes de la nominación de Hillary Clinton en los comicios de ese país.

    El sitio en Internet "oraculus.mx" publicó el resultado de un estudio del experto en encuestas Javier Márquez sobre las preferencias electorales en los distintos grupos de edad.

    Según el análisis, las simpatías hacia López Obrador son mayores en todo el rango de edad pero es relativamente mayor entre los jóvenes y alcanza un punto máximo entre quienes promedian lo 30 años. Según el Registro Federal de Electores, hay 25,6 millones de jóvenes de 29 años o menos, mucho más que un tercio de los 89 millones de votantes registrados, y para el experto en encuestas Roy Campos "normalmente votan para sacar al partido del gobierno". Esto fue aprovechado por López Obrador, de 64 años, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), un licenciado en Ciencias Políticas que fue jefe de gobierno de la capital.

    López Obrador domina todos los grupos de edad pero arrasa prácticamente con los llamados "millennials (jóvenes de entre 18 y 37 años).

    El fenómeno provoca asombro entre los analistas como Leo Zuckerman, que se pregunta "cómo es posible que el hombre de mayor edad que aparece en la boleta sea el más popular entre los jóvenes?".

    Para Zuckerman, es un misterio que prefieran a un hombre de más de 60 años, cuando sus rivales, el abogado conservador Ricardo Anaya (39 años) y el economista de centro José Antonio Meade (49 años), son más jóvenes. "El tema es que los jóvenes adoran a López Obrador. La pregunta es por qué", afirma y adelante algunas conjeturas como la de que el candidato de Morena "ha cortejado, al parecer con éxito, a ese grupo de edad". "Los jóvenes son frescura, imaginación, rebeldía y talento", ha dicho el "terremoto político" de 2018, quien ha prometido dar 300.000 becas de 120 dólares rechazados por las universidades públicas, a quienes ofreció eliminar el examen de admisión.

    A otros 2,3 millones que estudian en los ateneos les ofreció un programa de empleo como aprendices en el sector público y privado así como un subsidio de unos 200 dólares al mes.

    Zuckerman se escandalizó por la promesa de López Obrador de regalar "dinero de los contribuyentes" y eliminar el "criterio meritocrático para estudiar en una universidad", sin subir impuestos ni adquirir deuda pública.

    Sin embargo, afirmó que "sería un milagro" que lo lograra aunque advierte que "las generaciones que tenemos una mayor edad ya hemos visto cómo terminan estos ejercicios de populismo: quebrando las finanzas públicas". El especialista Eduardo Caccia opinó que López Obrador atrae a los jóvenes por su "amplio liderazgo" pero también por ser "provocador y bravucón (desafiante), rompedor de reglas, retador del statu quo" y por denotar "un marcado poder personal".

    "Representa a la voz que ya tuvo suficiente, el hartazgo, el cambio social que muchos aspiran, el despertar", afirmó.

    El apoyo a los jóvenes hacia Corbyn y a Sanders ha levantado muchas cejas pero también es explicado por analistas por la sencilla razón de que ha logrado conectar con sus mentes y al contrario de otros políticos no los trata "de una manera denigrante" ni les repite que "su generación tendrá que pagar más para conseguir menos".

    Además, López Obrador se ha apoyado, como el inglés Corbyn, a quien conoció en una visita reciente a Londres, y como Sanders, en una extensa plataforma en las redes sociales.

    El dirigente mexicano, como Sanders, parece entender que la juventud no piensa en el futuro sino en el presente y quiere que le ayuden ahora a educarse y a vivir mejor, sin asustarse con ideas como el regreso al "pasado estatista", según los expertos.

    MÁS NOTICIAS
    info@sinretoricanoticias.com